Incrementa tu nivel, la importancia del descanso

Comúnmente una buena programación de ejercicio es acompañada por días de descanso. Para la gente intensa (me considero uno de esos), el de descanso es el peor día de la semana en la mayoría de los casos, o el mejor, según que tan adoloridos resultemos de los días anteriores.

DSC_1897

Las mejores programaciones son aquellas en las que nos ejercitamos tres días y descansamos uno. Pero seamos honestos. Muchas veces por trabajo, tiempo, planes, etc., no tenemos la disciplina para seguir esta forma de entrenar. Si la semana tuviera 8 días otra cosa sería, así que nos adecuamos a 3/1 y 2/1 (entrenamiento/descanso), es decir ejercicio Lunes, Martes y Miércoles con descanso el Jueves y Viernes y Sábado con descanso el Domingo. Esto sería ideal, pero no estamos aquí para hablar de programación, sino de esos días en los que NO debemos hacer ejercicio.

Cuando hacemos ejercicio el músculo sufre un daño por la constante tensión derivada del esfuerzo físico. Este daño muchas veces es mayor, sustentado en la premisa “mientras mas lo trabajemos mas crecerá”. Sin embargo nada esta más lejos de ser cierto que eso.

Cuando practicamos un deporte, debemos pensar en el ejercicio como un balance entre trabajo y reposo. El trabajo, es cuando estimulamos al músculo hacia un desarrollo y el reposo es cuando el músculo realmente crece. Si este reposo no se respeta, el musculo estará siempre en constante estrés y nunca llegará a su máximo rendimiento.

Imaginemos a los músculos como una persona. Si estás desvelado y sin comer seguramente vas a estar de malas. En cambio si dormiste bien y estás relajado, podrás enfrentar mejor lo que se te presente. Eso pasa con los músculos y es mejor trabajar con un músculo fresco que con uno agotado.

Así como antes de realizar ejercicios tenemos que aprender los movimiento, es necesario aprender a descansar, por lo que aquí te ofrecemos unos tips para poner en marcha este aprendizaje.

Lo primero en lo que tienes que poner atención es en escuchar a tu cuerpo:

Si estas cansado, duerme.Si tienes sed, toma agua.Si tienes hambre, come.

A esto le llamamos descansos pasivos. Sin embargo también existen los descansos activos, que son esos en los que realizamos alguna actividad que relaje el músculo. Esto no quiere decir que pueden realizar un WOD que involucre movimientos sin peso, si no más bien actividades que están diseñadas para aflojar los músculos. Para los que hacemos Crossfit, no existe una forma activa de descanso 100% efectiva, ya que por la programación de éste, se alternan pesos con ejercicios “cardio”. Recuerda que por eso existen los REST DAYS.

Sea cual sea tu caso puedes complementar tu día de descanso con actividades como nadar (receptivamente), masajes, caminar a paso relajado, y claro nada como quedarse acostado viendo crossfit en la tele y estar consentido.

Recuerda. Un  REST DAY no significa hacer poco ejercicio o un WOD no tan intenso. Descanso significa descanso. Dale la oportunidad a tu cuerpo de recuperarse.

Por KBO García Besne
Tomado de: rxmagazine.co